¿Qué descubrieron en ti cuando llegaron a conocerte?

4
36
Qué descubrieron en ti cuando llegaron a conocerte
Qué descubrieron en ti cuando llegaron a conocerte

El signo lunar. Ése es el que desvela tu rico (esperemos) mundo interior a las personas de tu círculo más cercano. Quieres saber qué descubrieron en ti cuando llegaron a conocerte?

Unas, te conocen de toda la vida. Otras, se formaron una imagen de ti, que tuvo mucho que ver con lo que proyectaba tu ascendente y quisieron conocerte mejor.

Detengámonos en estas personas que se van acercando y a las que, poco a poco, vas haciendo partícipes de tus sentimientos y misterios.

Luna en Aries. Descubren que…

Tienes una faceta divertidísima que los demás se están perdiendo.
Eres independiente y sabes lo que haces. O tal vez, no. Pero tú eres el primero que te da un voto de confianza.
Te frustras y te enfadas fácilmente. Cuando eso ocurre, vuelan platos (o lo que tengas a mano) por los aires y/o de tu boca emanan palabras que asustan a las almas cándidas. (Suerte que se te pasa pronto…)

Luna en Tauro. Descubren que…

Contigo se sienten en paz, muy a gusto. Tu fondo reconfortante y sereno es muy valorado por las criaturas agitadas que te circundan.
Tienes una paciencia inagotable con dichas criaturas, que se empeñan en ponerla a prueba día sí y día también.
Cuando dices “No”, es “No” y eso va a misa. Lo mismo que cuando dices “Sí”. De ahí no hay tornado que te mueva.
mirando la luna

Luna en Géminis. Descubren que…

Eres travieso y muy ocurrente. Es raro aburrirse a tu lado.
Te encanta hablar. Siempre encuentras algo que decir sobre el tema que se trate y, a días, no te callas ni debajo de agua.
Piensas demasiado. Tus pensamientos van y vienen rápidamente. Cosa que te hace estar perennemente nervioso, como el que se toma dos litros de café.

Luna en Cáncer. Descubren que…

Eres tierno y dulce como un merengue. Con ese dulzor reconfortas a quien llega a ti buscando comprensión o consejo.
Te pones triste o alegre con una facilidad pasmosa. Tus ánimos oscilan en cuestión de minutos. Ser tan sensible es lo que tiene. (Y, cuando estás de borrasca, es preferible que vuelvan a por el consejo más tarde.)
Piensas demasiado, como el vecino Géminis. Y, de tanto pensar, acumulas una colección de miedos tremenda. Si los vendieras, te harías millonario.

Luna en Leo. Descubren que…

Tienes mucha confianza en ti mismo. O siempre lo parece, incluso cuando tiemblas como un flan ante los acontecimientos.
Te sobra creatividad y muchas veces la vuelcas en sacar lo mejor de la gente que te rodea.
Eres exagerado. Montas unos dramones divertidos. Bueno… o “dramones” a secas.

Luna en Virgo. Descubren que…

Te encanta ayudar a los demás y sueles hacerlo porque te nace, antes que por quedar bien.
A pesar de tu buena intención, te pasas en ocasiones de criticón y tiquismiquis.
En todo momento, tratas de encontrar el lado lógico y sensato de las cosas.

Luna en Libra. Descubren que…

Tu forma de ser es encantadora, agradable, una belleza (cortesía de Venus).
Te gusta conectar con el género humano. Y a veces te sale caro, cuando conectas con un género muy podrido.
Pueden esperar sentados a que te decidas en esos momentos en los que la vida te suelta un dilema en el camino.

Luna en Escorpio. Descubren que…

Amas con arrojo e incondicionalidad a los privilegiados que escoge tu corazón, incluso si son desastres con piernas.
Los defiendes del peligro. Y tampoco dudas en echarle un capote a las criaturas inocentes que se hallen en apuros (aunque las ames menos).
Te molestas fácilmente. Superas las pequeñas estupideces pero, cuando te hacen una faena gorda, más les vale rezar.

Luna en Sagitario. Descubren que…

Encuentras lo gracioso de cualquier asunto, por espantoso que sea. Eres hábil haciendo la vida más ligera y divertida.
La rutina es tu enemigo número 1. Detestas sentir que te atrapa.
Tu vocabulario no es apto para menores. Al igual que le pasa a Aries, en tu repertorio abundan palabras y expresiones que harían desmayarse a Libra.

Luna en Capricornio. Descubren que…

Si hay una solución racional y práctica para un problema, tú la encuentras rápidamente.
Cuando quieres algo, lo consigues. Mueves cielo y tierra para lograr lo que te propones.
No se puede discutir contigo si no se preparan antes buenos argumentos. A veces, ni aun así.

Luna en Acuario. Descubren que…

Tu forma de ser es ligera y divertida. No desaprovechas oportunidades para soltar un chiste o hacer cualquier conjetura hilarante.
Detectas pronto las mentiras. ¿Intuición? No, experiencia, por la variedad de gente que conoces. Otra cosa es que prefieras pensar que el mentiroso tiene buen fondo y no lo condenes de inmediato.
Eres muy creativo. Cualidad que también brilla cuando te empeñas en desinflar opiniones contrarias en un debate.

Luna en Piscis. Descubren que…

Eres muy sensible. Y un soñador, que se eleva de la realidad hacia derroteros que la gente “normal” pisa poco.
A veces te pierdes parte de lo que te dicen, porque desconectas del discurso y vuelcas tu atención en tu mundo de ensueño, que es más amable y pacífico que el otro.
Tienes arte para manipular. Y, pese al coraje que les da que lo hagas, te lo disculpan. Tu encanto personal pesa más en la balanza.
Si se puede decir, ¿qué cualidad tuya conocen tus allegados que no conocemos el resto?

Un momento!! Todavía no salgas!!!    Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Es que esta pensado para completar la información que acabas de leer. Por eso, te recomendamos que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.

4 Comentarios

Comments are closed.