Los tres astrólogos del oriente

1
0

Enero 6 es observado como el Día de Navidad por algunas iglesias pero es comúnmente observado como la fiesta de la “Epifanía” y es conmemorado por la visita de los hombres sabios (o Magos) al niñito Jesús en Belén. Este evento es descrito en el Segundo capitulo del libro de Mateo, y da lugar a muchas interrogantes, algunas de las cuales discutiré aquí:

¿Quiénes eran estos hombres sabios mencionados en Mateo 2:1-12?
¿Eran ellos astrólogos Mesopotámicos paganos?
Si no, ¿quienes eran estos y de donde vinieron?
¿Cuál fue la “estrella” que ellos siguieron?

Una Escritura Difícil

Comencemos examinando el recuento en Mateo 2:1-3 & 7-12:

1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente a Jerusalén unos magos, 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle. 3 Oyendo esto, el rey Herodes se turbó, y toda Jerusalén con él.

7 Entonces Herodes, llamando en secreto a los magos, indagó de ellos diligentemente el tiempo de la aparición de la estrella; 8 y enviándolos a Belén, dijo: Id allá y averiguad con diligencia acerca del niño; y cuando le halléis, hacédmelo saber, para que yo también vaya y le adore. 9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño. 10 Y al ver la estrella, se regocijaron con muy grande gozo. 11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra. 12 Pero siendo avisados por revelación en sueños que no volviesen a Herodes, regresaron a su tierra por otro camino.

¿Eran Astrólogos Paganos?

El primer “mito sobre los magos” que debemos cuestionar es la tradición de “Nosotros los Tres Reyes”. La Biblia en ninguna parte especifica cuantos magos visitaron a Jesús. Aunque Mateo menciona tres tipos de regales que ellos presentaron al Hijo de Dios, pudieron haber sido dos, tres o más.

No importando cuantos fueron, ¿quienes fueron? Porque los hombres sabios vieron y siguieron una estrella muchos creen que eran astrólogos paganos. Pero, a través de la Escritura, Dios condena la astrología:

19 No sea que alces tus ojos al cielo, y viendo el sol y la luna y las estrellas, y todo el ejército del cielo, seas impulsado, y te inclines a ellos y les sirvas; porque Jehová tu Dios los ha concedido a todos los pueblos debajo de todos los cielos.. (Deuteronomio 4:19)

2 Cuando se hallare en medio de ti, en alguna de tus ciudades que Jehová tu Dios te da, hombre o mujer que haya hecho mal ante los ojos de Jehová tu Dios traspasando su pacto, 3 que hubiere ido y servido a dioses ajenos, y se hubiere inclinado a ellos,(A) ya sea al sol, o a la luna, o a todo el ejército del cielo, lo cual yo he prohibido; 4 y te fuere dado aviso, y después que oyeres y hubieres indagado bien, la cosa pareciere de verdad cierta, que tal abominación ha sido hecha en Israel; 5 entonces sacarás a tus puertas al hombre o a la mujer que hubiere hecho esta mala cosa, sea hombre o mujer, y los apedrearás, y así morirán. (Deuteronomio 17:2-5)

13 Te has fatigado en tus muchos consejos. Comparezcan ahora y te defiendan los contempladores de los cielos, los que observan las estrellas, los que cuentan los meses, para pronosticar lo que vendrá sobre ti. 14 He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de la llama; no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten. . (Isaías 47:13-14)

Además, los sabios que visitaron a Jesús sabían de antemano a quien era que ellos iban a visitar y que el propósito de su visita era para adorarle:

2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente, y venimos a adorarle.”… 11 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra.. (Mateo 2:2, 11)

Es altamente dudoso que astrólogos paganos idólatras hicieran el gran esfuerzo de viajar, muchas, muchas millas para dar honor al hijo de una deidad que ellos no adoraban. Con esta evidencia, podemos estar bastante seguros que estos magos no eran astrólogos paganos.

¿Que era la estrella?

Muchos historiadores han intentado determinar la fecha del nacimiento de Jesús mirando los récordes relacionados a cometas, meteoros, súper novas, conjunciones de planetas y cosas semejantes.

¿Que era la “estrella” que dirigió a estos hombres sabios hacia Jesucristo en Belén? ¿Era en realidad una estrella física? Sea lo que fuera la “estrella” (aster en Griego) fue definitivamente de origen milagroso, y no fue una estrella física y ordinaria. Tenía la habilidad de moverse, de ser seguida por cientos de millas, y de pararse sobre la casa donde estaba el niño Jesús. Si permitimos que la Biblia se interprete así mismo, encontraremos que esta estrella especial fue posiblemente – y aun probablemente – un ángel:

¿…Cuándo alababan todas las estrellas del alba, Y se regocijaban todos los hijos de Dios?. (Job 38:7)

El misterio de las siete estrellas que has visto en mi diestra, y de los siete candeleros de oro: las siete estrellas son los ángeles de las siete iglesias, y los siete candeleros que has visto, son las siete iglesias… (Revelación 1:20)

Estrellas en la Biblia a menudo simbolizan ángeles.

Dos tipos de Magos mencionados en la Biblia

La Biblia menciona dos tipos de magos: magos paganos e idolatras y magos justos y temerosos de Dios. Examinemos ambos tipos brevemente:

Magos Paganos:

3 Y entraron todos los príncipes del rey de Babilonia, y acamparon a la puerta de en medio: Nergal-sarezer, Samgar-nebo, Sarsequim el Rabsaris, Nergal-sarezer el Rabmag y todos los demás príncipes del rey de Babilonia. …. 13 Envió, por tanto, Nabuzaradán capitán de la guardia, y Nabusazbán el Rabsaris, Nergal-sarezer el Rabmag y todos los príncipes del rey de Babilonia; (Jeremías 39:3, 13)

Estos versos son los récordes más antiguos mencionando a magos. La palabra “Rab-mag” fue dejada sin traducir porque los traductores no entendían su significado. Sin embargo, ha sido desde entonces correctamente descifrada como “mago jefe”. Las mejores autoridades en traducción dicen que la palabra “magus” –mago- (una forma singular de la palabra “magi” – magos-) proviene de la antigua palabra Persa Pahlavi “mag” o “mog” significando “sacerdote” o “el grande”. Así que un hombre de nombre Nergal-sharezer fue el “raba-mag” o “jefe-mago” de los Babilónicos en este tiempo (cerca 586 AC) cuando ellos estaban sitiando a Jerusalén. Estos magos eran médicos, sacerdotes, y hombres educados paganos quienes descendían de una línea malvada, que pervertía sacerdotes y hechiceros (de los cuales se dicen incluyen a Amán del libro de Ester, Bar Jesús (Elimas) del capitulo trece del libro de Hechos, y posiblemente Simón el Mago del capitulo 8). Por lo tanto, ¡no es del todo seguro que los magos humildes, temerosos de Dios del capitulo 2 de Mateo pudieran estar incluidos en esta categoría con hombres como estos!

Magos Justos y temerosos de Dios:

48 Entonces el rey engrandeció[Caldeo: rebah], a Daniel, y le dio muchos honores y grandes dones, y le hizo gobernador[shelet] de toda la provincia de Babilonia, y jefe [rab] [de los] supremos [cagan] [y] de todos los sabios [chakkiym]de Babilonia(Daniel 2:48)

Miremos a algunos términos claves en este verso:

·Gran hombre: rebah: crecer, grande, crecer grande, largo, alto o amplio, aumentar.

·Jefe: rab: abundante, capitán, jefe, grande, señor, master (líder)

·Gobernador: shelet: tener maestría (liderazgo) o poder, llevar gobierno, ser gobernante

·Supremos: cagan: de una raíz no usada significando superintendente; el prefecto de una provincia: – príncipe, gobernante

·Sabios : chakkiym: sabio, i.e. a mago (otra forma de la palabra “mago”):- sabio.

Volviendo a este verso y parafraseándolo: El rey de Babilonia (Nabucodonosor) promovió el siervo de Dios Daniel a los rangos de los grandes en Babilonia. Él hizo a Daniel un gobernante, poderoso líder. El hizo a Daniel el rab-mag… el jefe, capitán, señor y líder físico sobre todos los gobernadores, príncipes, jefes, y hombres sabios (magos) de Babilonia.

Es muy probable entonces que los magos que visitaron al niño Jesús vendrían de esta segunda categoría de jefes de alto rango, justos, temeros de Dios.

¿Son de Oriente?

Volviendo al segundo capitulo de Mateo, ¿de donde vinieron estos hombres?

Como es explicado en “La Estrella de los Sabios” por Ufano, existen dos expresiones en Griego para el “este” utilizadas en los versos 1, 2 y 9 de Mateo capitulo 2:

Primeramente en el verso 1: ” 1 Cuando Jesús nació en Belén de Judea en días del rey Herodes, vinieron del oriente [ton anatolon: el lejano oriente] a Jerusalén unos magos,,”

Segundo en los versos 2 y 9: 2 diciendo: ¿Dónde está el rey de los judíos, que ha nacido? Porque su estrella hemos visto en el oriente [te anatole: Al oeste desde el punto de partida de los magos, pero todavía al este de Palestina], y venimos a adorarle. 9 Ellos, habiendo oído al rey, se fueron; y he aquí la estrella que habían visto en el oriente [te anatole] iba delante de ellos, hasta que llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño.

El “Lejano Oriente” de 4 AC, como es mencionado en el verso 1, fue el Imperio Parto, el cual incluía todas las tierras conquistadas de Persia, Bactria, etc., al este de Río Eufrates. Fue a estas tierras donde algunos de las diez tribus antiguas de la casa de Israel fueron exiliados, y en las cuales algunos individuos y grupos se quedaron. Un articulo sobre “Magos” dice que algunos de los magos antiguos reclamaban tener a Abraham como su ancestro.

La evidencia histórica y Bíblica indica que los magos del segundo capitulo de Mateo no eran astrólogos paganos que observaban a quienes los cuerpos celestiales les llevaron al niño Cristo, sino eran más probablemente descendientes temerosos de Dios exiliados de la casa de Israel quienes eran dirigidos a Belén milagrosamente, muy probablemente por un ángel. Una vez más vemos que si estamos dispuestos a librarnos de las ataduras de las tradiciones del mundo, la evidencia histórica respalda el recuento bíblico, ¡y nos guía a la verdad!

Un momento!! Todavía no salgas!!!    Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Es que esta pensado para completar la información que acabas de leer. Por eso, te recomendamos que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.

1 Comentario

Comments are closed.