EL MANTO DE LUZ

14
627
Human Spirit

El Manto de Luz, nos enseñan los Maestros, debemos realizarlo cada mañana cuando nos levantamos y a la noche, antes de entrar en la cama a dormir.

Este “Manto Protector” lo demandamos a nuestra Divina Presencia Yo Soy y con Su Luz lo visualizamos tejiéndose en contorno a nuestro cuerpo, como lo muestra la figura, mientras con nuestros brazos extendidos sentimos como la Luz la Presencia Yo Soy fluye por la palma de las manos y la punta de los dedos formando este Manto Protector.

El Manto de Luz nos protege durante todo el día, excepto si cometemos un acto que dañe a otra parte de vida, objeto o a nosotros mismos.

Cuando perdemos la Paz o perdemos el control de nuestros pensamientos, sentimientos, palabras o acción, es cuando nuestra atención deja de estar sobre la Perfección y se deposita sobre el error y en ese momento el Manto Protector sufre una fisura que de acuerdo a como seguimos estando internamente se puede expandir hasta que el Manto desaparece!!!

Si esto llega a ocurrir, es necesario reconstruir el Manto de Luz, no importa en donde estemos, si se quiere SIEMPRE se puede encontrar unos momentos para ir al baño u otro sitio para recobrar la Paz y rehacer el Manto Protector. Si estamos bajo el Manto de Luz perfectamente realizado y sostenido NADA puede ocurrirnos, pues la Presencia Yo Soy es quien nos esta protegiendo dentro de esa esfera de Luz y si así lo aceptamos y tenemos Fe de ello este Manto es invencible.

En cada situación en la que el Manto de Luz sufra una fisura, es porque hemos cometido un error y lo primero que debemos hacer es reparar el error e invocar la Llama Violeta para que Transmute Causa y Efecto e inmediatamente reconstruir el Manto Protector.

Al ir a dormir, si cada noche construimos el Manto de Luz, estamos protegidos de cualquier fuerza no Luz que pudiéramos contactar cuando salimos del cuerpo al ir hacia los Retiros a los que hemos demandado ser llevados, puesto que es sabido que al salir por las noches del cuerpo estamos expuestos a las fuerzas sutiles del plano astral que es donde habita toda la efluvia de la raza humana, de esta forma nuestros 4 vehículos en ascensión están permanentemente protegidos por la Presencia Yo Soy dentro de un hermoso Manto de Luz día y noche, y podemos estar en profunda Paz y Felicidad, porque dentro de esta Luz estamos al abrigo de Dios.

Que la Paz los envuelva y el Manto de Luz los proteja. Con Amor su Amigo, servidor y hermano en la Luz!.

14 Comentarios

Comments are closed.