18 DE AGOSTO LUNA LLENA DE LEO EN ACUARIO

38
45
18 DE AGOSTO LUNA LLENA DE LEO
18 DE AGOSTO LUNA LLENA DE LEO

Prepárate, el 18 de agosto  luna llena de leo en acuario, en este post te contamos cómo están situados los planetas y te proponemos una meditación para aprovechar la energía de esta lunación.

Aquí estamos en un “casi” eclipse penumbral de luna y obviamente Luna Llena, en el signo de Acuario.

Como el Sol transita el signo de Leo en Agosto, y para la luna llena, está exactamente opuesto a la Luna, entonces la Luna se encuentra transitando el signo de Aire, Acuario.

Digo “casi” eclipse, pues el eclipse prácticamente no se forma debido a que la Luna pasa por el borde de la sombra de la Tierra. Aún así este “casi” eclipse, inicia este periodo de tres lunaciones que ocurren cerca de los nodos lunares, y si bien las otras dos son el eclipse anular de Sol en Virgo, del 1 de Septiembre y el eclipse Lunar en Piscis el 16 de Septiembre, este se queda sin realmente convertirse en verdadero eclipse.

Aún así, como todas las lunaciones. ésta está llena de aspectos planetarios, particular a este momento en el tiempo y que no se repetirán en nuestras vidas, exactamente igual.

Para comenzar esta Luna Llena en Acuario, habla sobre el echar luz sobre los temas de esta angularidad Leo-Acuario que nos habla sobre un tema tan importante como es, el aprender a expresar nuestra originalidad o naturaleza única y al mismo tiempo, poder actuar y movilizarnos en grupo, en la comunidad, como uno más.

Leo nos conecta con aquello que es especial en nuestra manifestación física. La grandeza divina se expresa en cada uno de nosotros en una forma única y particular. Es la tarea de Leo, el reconocerlo y expresarlo. Acuario nos vuelve a unir, en comunidades, en grupos, para que podamos funcionar más potentemente, sin perder nuestra identidad, pero juntos.

Esta particular lunación del jueves 18, tiene unos cuantos aspectos únicos como es el trígono entre el Sol y la conjunción Urano-Eris, la cual es también un signo del tiempo que vivimos, pues no ocurre desde el 1927.

Todos los que estamos vivos hoy, tenemos a Eris en Aries en nuestra carta astral, pues este pequeño asteroide, que es más grande que Plutón, pero mucho más lejos de nosotros, está en este primer signo de Fuego desde 1925-26.

Como el ciclo de Urano es de unos 84 años, esta conjunción está ahora formándose una vez más, desde más o menos el 2010 y durante el año pasado y éste, está practicamente exacta, es decir, que un nuevo ciclo entre estos dos planetas está tomando lugar.

Eris nos conecta con la ira ancestral, que nos consume desde las oscuridades de nuestro inconsciente colectivo y Urano propone liberarnos de ello, dando paso a un estado de SER, menos enojado, con más visión comunitario, con un sentido de derribar paredes y romper cadenas

Al formar un trígono al Sol y por ende un sextil a la Luna, algo parece entrar en la consciencia, que nos dice que la ira también se puede trabajar, se puede desmenuzar hasta que podamos comprender qué es exactamente que nos cabrea.

Mercurio y Júpiter también forman una conjunción en Virgo y juntos se conectan con la conjunción Urano-Eris por cuincuncio (150º). Este es un aspecto bastante tenso e importante y puede denotar dificultad a la hora de encontrar un compromiso, por la obsesión de centrarse en las diferencias y las nimiedades en vez de prestar atención al panorama más amplio.

La Luna a su vez está en conjunción a Pallas Athena, para esta lunación, que representa el aspecto femenino, menos interesado en relaciones personales y mucho más en la máxima expresión de los talentos personales, esas creaciones que emanan de cada individuo al conectar con lo divino.

Pallas no es emocional, sintoniza con los signos de Acuario, Leo y curiosamente Libra. Es la diosa de la estrategia y la diplomacia la que conecta con el signo de la balanza.

Marte se acerca a Saturno y para esta luna llena, está a 3º de separación del Señor de los Anillos, por tanto, juntos activando la actual cuadratura a Neptuno en Piscis.

También estos días de la lunación están bajo la influencia de la T-cuadratura entre Folo en Sagitario, Quiron en Piscis y Jupiter-Venus.

Una vez más la idea de qué es lo que buscamos en las relaciones humanas se hace evidente y quizás también la diferencia entre una relación basada en las necesidades de nuestra parte física-mental, con sus demandas, proyecciones y listas de requisitos, o un verdadero encuentro entre dos almas que prefieren seguir el camino juntas.

La amistad es una de las relaciones preferidas de los y las Acuario y muy a menudo, es a partir de esa amistad que una relación a largo plazo surge.

Virgo no es el mejor lugar para Venus, ya que este signo se identifica más con Vesta, ese aspecto de lo femenino muy diferente a Venus. Vesta busca su media naranja en su propio interior, y se retira a un celibato elegido.

Venus necesita ser admirada y deseada por todos. Por tanto este pasaje de la Venus por este signo y en compañía de los dos centauros y Júpiter, nos habla de encontrar la forma de ser valorado no sólo por nuestra belleza física, sino por algo mucho más interno y profundo, que emana desde lo femenino, tanto en el hombre como en la mujer. Ese aspecto de retiro y respeto por el espacio ajeno, que Virgo ofrece y demanda del otro.

¿ Qué aporta Leo?

El Festival de Luna Llena tiene lugar este mes en el signo de Leo. Por lo tanto, Leo cualifica el flujo de energía desde nuestro centro solar, el Sol. Condiciona el tipo de energía que podemos recibir y distribuir en meditación.

En Leo, el individuo se vuelve plenamente autoconsciente, autoperceptivo y autosirviente, hasta que eventualmente, a través de la experiencia y del crecimiento, surge la tendencia hacia la consciencia grupal, reemplazando el egocentrismo. Este desarrollo siempre es debido a una creciente sensibilidad a la influencia del alma.

El discípulo en Leo se vuelve crecientemente consciente del ser superior, el alma, adentrándose gradualmente en esa condición de total fusión con el alma, característica del descentralizado servidor mundial.

Cuando sabemos qué fuerzas se encuentran disponibles y cuales deberían ser sus efectos sobre la consciencia humana, podemos trabajar con inteligencia y amor para ayudar a establecer esos efectos mediante la exactitud de nuestra orientación en la meditación.

Esta cualidad particular y efecto de Leo conduce al individuo, consciente de sí mismo, hacia el alma consciente del grupo. Sólo el alma tiene consciencia grupal. Sólo el alma puede transformar las actitudes egoístas y separatistas de la mente y del corazón. Sólo el alma puede conocer el Plan en toda su belleza y sólo el alma puede inspirar la mente humana con ese conocimiento.

Leo presenta una relación singular con el sol, en el corazón de nuestro sistema planetario. El alineamiento planetario y del sistema solar establecido durante este Festival es un alineamiento de corazón-alma.

El corazón de la humanidad, el corazón del planeta: la Jerarquía espiritual y el corazón del sol, crean el canal que se extiende hasta Sirio, la gran “estrella de iniciación” del universo.

Sirio tiene una relación única con nuestro planeta Tierra y, desde Sirio, la energía de amor puro fluye a través del centro solar y al corazón planetario.

Esta alineación, establecida durante el período de la Luna Llena de Leo, evoca los principios cósmicos de Amor y Libertad, fluyendo ambos a nuestro campo de percepción a través de Sirio y Leo.

Estos dos principios están ejerciendo un impacto creciente sobre la conciencia humana, afectando a todas las áreas de la vida.

En nuestro intento por trabajar con estas energías y por colaborar con la Jerarquía espiritual del planeta, el resultado debería ser la creciente manifestación en la humanidad del principio de Amor y la liberación de la vida humana de las ataduras del materialismo y de todo cuánto tiende a aprisionar el espíritu humano.

En cuanto al alma: “Que todos cuántos buscan ayudar, consideren cuidadosamente que pueden hacer y qué contribución pueden realizar. Que sopesen, tras la debida reflexión, qué pueden sacrificar y de qué forma pueden sumergir sus personalidades, normalmente egoístas, en este gran impulso.

Las barreras que separan a persona de persona y a nación de nación pueden desaparecer. El Espíritu de la Paz puede volverse tan poderoso que los ajustes necesarios se realicen natural y suavemente.

La iluminación de las mentes de la humanidad y la renovada organización de los esfuerzos humanos, hacia la hermandad, pueden ser estimulados a una nueva y mayor actividad.

La nota clave del discípulo en Leo, que podemos tomar en nuestro pensamiento meditativo como idea simiente, es: “Yo soy Ése y Ése soy yo”.

Yo soy el alma, la relación entre el aspecto divino de la humanidad y la forma material, la personalidad sobre el plano físico.

A través de una repetida experiencia bajo la influencia de Leo, el discípulo puede ciertamente decir:

“Yo soy el alma. Como alma, sirvo a los propósitos del Plan. Como alma, soy la conciencia del Cristo interno. Como alma, puedo tocar el centro solar, la fuente de vida y amor y luz. Como alma, puedo transmitir estas potencias y tocar el alma de otros. Como alma, puedo elevar, redimir y transformar, de acuerdo al Plan”.

De este modo, meditamos al ritmo del alma de la humanidad, porque el alma es el tema consciente, sensible, del Plan Divino, la fuente de conciencia y la meta de todos los procesos evolutivos actuales.

La meditación produce un alineamiento creativo entre el instinto, el intelecto y la intuición, así como la identificación consciente. Relaciona (en una unidad indisoluble) la llamada mente inferior o concreta, la mente grupal, la mente jerárquica y la mente universal.

Un momento!! Todavía no salgas!!!    Estamos convencidos de que el contenido relacionado que te mostramos a continuación también te va a interesar. Es que esta pensado para completar la información que acabas de leer. Por eso, te recomendamos que lo visites y que disfrutes mucho de su lectura.

38 Comentarios

Comments are closed.