; LA VUELTA DEL MÁS ALLÁ - Mi Carta Astral

Reencarnación

LA VUELTA DEL MÁS ALLÁ

By  | 

LA VUELTA DEL MÁS ALLÁ, según la experiencia de Mellen Thomas Benedict

Veíamos la apasionante historia del tiempo en que Mellen permaneció sin vida y lo que descubrió en su viaje, puedes leerlo aquí. Veamos ahora cómo fue la vuelta:

Cuando comencé a retornar al ciclo de la vida, nunca cruzó por mi mente ni me dijeron que retornaría al mismo cuerpo. Simplemente no importaba. Yo tenía completa confianza en la Luz y en el proceso de la vida.

Cuando la corriente se fusionó con la Gran Luz, Yo creí que nunca olvidaría las revelaciones ni las sensaciones y sentimientos de lo que había aprendido en el otro lado.

Hubo un “Sí”. Lo sentí como un beso a mi Alma.

Luego fui llevado otra vez a través de la Luz hasta el reino vibratorio. Todo el proceso se revirtió; y se me dio aún más información.

Volvía a casa; y recibí lecciones sobre los mecanismos de la reencarnación. Recibí respuestas a todas las pequeñas preguntas que tenía:

“¿Cómo funciona esto? ¿Cómo funciona aquello?” Yo sabía que iba a reencarnar.

La Tierra es un enorme procesador energético; y a partir de él en cada uno de nosotros evoluciona la consciencia individual. Por primera vez pensé en mí mismo como un Humano; y estaba feliz de serlo.

Así que pase por el proceso de reencarnación esperando ser un bebé en alguna parte. Pero recibí una lección sobre la manera como evolucionan la identidad individual y la consciencia; así que volví a encarnar en este cuerpo.

Quedé muy sorprendido cuando abrí los ojos. Yo no sé por qué, porque Yo lo entendía, pero aún así fue una gran sorpresa volver a este cuerpo, volver a mi habitación y que alguien me estuviera mirando y llorando. Era mi cuidadora a domicilio.

Ella había esperado hora y media después de encontrarme muerto; estaba segura de que Yo había muerto; todos los signos de la muerte estaban allí; me estaba poniendo rígido.

No sabemos cuánto tiempo estuve muerto, pero sabemos que duré muerto hora y media después de que me encontraron. Tanto como pudo, ella respetó mi voluntad de dejar mi cuerpo solo, durante unas pocas horas después de morir.

Teníamos un estetoscopio con amplificador y muchas maneras de revisar las funciones vitales del cuerpo para ver lo que estaba sucediendo; ella podía verificar que Yo realmente había muerto.

Ésta no fue una experiencia cercana a la muerte; Yo experimenté la muerte misma al menos durante hora y media.

Luego Yo desperté y vi la Luz afuera. Traté de pararme para ir hacia ella, pero me caí de la cama.

Ella oyó un fuerte golpe seco, entró corriendo y me encontró en el piso.

Cuando me recuperé, estaba muy sorprendido; y sin embargo maravillado por lo que me había sucedido. Al comienzo no tenía todos los recuerdos del viaje que tengo ahora.

Yo seguía saliéndome de este Mundo y seguía preguntando: “¿Estoy vivo?” Este Mundo se parecía más a un sueño que aquel Mundo.

En 3 días, volví a sentirme normal, con más claridad, pero diferente de como me había sentido en toda mi vida. Mi recuerdo del viaje regresó posteriormente.

Yo no podía ver nada malo en ninguno de los Seres Humanos que había visto. Antes de eso Yo realmente era muy enjuiciador; pensaba que una cantidad de personas estaban realmente metiendo la pata, de hecho pensaba que todo el mundo metía la pata excepto Yo.

Aproximadamente 3 meses después un amigo me dijo que debía hacerme exámenes, así que fui y me escanearon, etcétera. Yo me sentía realmente bien, así que temía recibir malas noticias.

Recuerdo al médico en la clínica mirando los exámenes anteriores y posteriores; y diciendo:

“Bueno, ahora no hay nada aquí”.

Yo dije: “¿En serio? Debe ser un milagro”.

Él dijo: “No, estas cosas suceden, se llama remisión espontánea”.

Las Lecciones Aprendidas

El misterio de la vida tiene muy poco que ver con la inteligencia. El Universo no es un proceso intelectual en absoluto. El intelecto es útil, es brillante, pero ahora mismo procesamos todo con el intelecto, en lugar de hacerlo con nuestros corazones y con nuestra parte más sabia.

Vi que las razas son grupos de personalidad. Las ciudades tienen personalidad, su grupo álmico local que atrae a ciertas personas. Las familias tienen grupos álmicos. Las identidades individuales están evolucionando como las ramas de un fractal; el grupo álmico explora a través de nuestra individualidad.

Más aún, comencé a ver que cada uno de nosotros los Humanos, somos compañeros álmicos. Somos parte de la misma Alma saliendo fractalmente en muchas direcciones creativas, pero aún así sigue siendo la misma.

La Luz llegó hasta mí y se convirtió en un gran Ángel Dorado. Yo dije: “¿Eres el Ángel de la muerte?”
Me expresó que era mi Sobre Alma, la matriz de mi Yo Superior, una parte de nosotros sumamente antigua. Luego fui llevado a la Luz.

Desde mi retorno he experimentado espontáneamente la Luz; y he aprendido a llegar a ese espacio casi en cualquier momento de meditación.

Cada uno de vosotros puede hacer esto; no tenéis que morir para hacerlo. Está dentro de vuestro equipamiento; ya estáis cableados para eso.

El cuerpo es el más magnífico Ser de Luz que existe. El cuerpo es un Universo de Luz increíble. El Espíritu no está presionándonos para que disolvamos este cuerpo; eso no es lo que está sucediendo.

2 Comments

  1. Daniel Vitela

    Daniel Vitela

    24/10/2016 at 08:11

    Es lo más verdadero que hay y no lo procesamos

  2. Ayurveda Atman

    Ayurveda Atman

    03/05/2016 at 22:30

    This is great!