; DICCIONARIO DE SUEÑOS: SUEÑOS CON LA A (II) - Mi Carta Astral

Sueños

DICCIONARIO DE SUEÑOS: SUEÑOS CON LA A (II)

By  | 

Entradas desde ADIOS a AGONÍA

ADIOS:
Soñarse en el principio de un viaje y recibiendo el adiós de despedida es un mal presagio.
Soñarse despidiéndose de mano de alguien a la vez que se recibe el adiós insinúa que será una corta ausencia, ya sea del soñante o de otra persona.
Soñarse despidiéndose de una persona desagradable para el soñante indica que desaparecerá o por lo menos disminuirán los problemas que atraviesa de momento el soñante.
Soñarse despidiéndose de mucha gente por sentirse una persona muy popular insinúa que el soñante no está conforme con la mediocridad o el ambiente que le rodea y que desea relacionarse con personas importantes a fin de mejorar sus condiciones sociales, políticas y económicas.
Soñarse despidiéndose de mucha gente que se manifiesta triste y silenciosa, como generalmente sucede en los cementerios después de una inhumación, indica que nada de lo planeado será conseguido a corto plazo y que las relaciones sociales tampoco mejorarán.
Soñarse despidiéndose alegremente del propio hogar insinúa que se anhela y tal vez ya se está planeando realizar un largo viaje que podría ser de luna de miel o por alguna otra razón importante y provechosa.
También se puede referir a un cambio de empleo o de fortuna que se espera en el futuro inmediato.
Despedirse en sueños de alguien a quien no se ha visto en mucho tiempo suele ser predicción de un próximo reencuentro con esa persona.

ADICCIÓN:
Soñar que somos adictos, sin importar a qué, suele ser indicio de que tenemos poco control sobre nuestras actitudes e impulsos.
Soñar que estamos entre personas adictas es señal de que nuestro comportamiento nos puede llevar a relacionarnos con personas de mala reputación que podrían afectar nuestro buen nombre.
Los sueños en donde vemos que los adictos son conocidos son señal de preocupación por amigos o familiares.
Soñar que somos adictos a los juegos de azar suele ser un llamado de atención, es prudente evitar tomar riesgos a nivel financiero.
Si en el sueño somos adictos a las drogas indica que frecuentemente nos abandonamos a placeres que otorgan alegrías efímeras, lo que nos lleva a perder las oportunidades de obtener felicidad duradera a nivel afectivo.
Soñarse adicto a la cocaína insinúa que algunos malos hábitos están generando problemas en nuestra salud, pero a pesar de tener conciencia de ello nos hace falta fuerza de voluntad para cambiar.
Soñar que somos adictos al alcohol insinúa que existen sentimientos de soledad y abandono, lo que nos muestra débiles y vulnerables ante nuestros rivales. Este sueño indica que en ocasiones somos fácilmente influenciables.

ADIVINACIÓN:
Soñar que se es un adivino de cualquier tipo y durante el sueño realizar predicciones acertadas es generalmente señal de alta consideración de parte de quienes nos rodean y, en especial, de superiores.
Soñar que se es un adivino pero que las predicciones dadas no se cumplen suele ser una advertencia del subconsciente respecto a actitudes engañosas por parte del propio soñante que deberían ser corregidas.
Soñar que se adivina el futuro o que alguien lo hace por nosotros, indica preocupación por algún asunto en el cual se deberá ser muy precavido a la hora de consentir su realización.
Si quien sueña que adivina o que se le adivina el futuro es una mujer joven, es frecuentemente señal de elección entre dos pretendientes, denota su preocupación acerca del estatus de ellos financiera y socialmente. Si en el sueño ella se encuentra comprometida con un adivino es símbolo de que su baja auto confianza puede hacerle elegir al pretendiente menos ventajoso financieramente.
Si en el sueño consultamos a un gitano, será necesario tener cuidado de nuestros enemigos o personas que quieran causar daño, puesto que están esperando el momento justo para hacer su jugada.

ADMIRACIÓN:
Soñarse admirado por varias personas indica que se sabe que cuenta con la simpatía de quienes le rodean, y esto, en consecuencia, mejorará sus relaciones sociales y de trabajo o negocios.
Soñarse admirando a alguna de sus amistades o conocidos, insinúa propósitos malsanos del soñante para tratar de influir sobre alguien o por lo menos para ridiculizarlo.

ADOLESCENTE:
Si en el sueño, el adolescente fuera moreno, es pronóstico de salud perfecta, si es rubio, anuncia próximo aumento de fortuna, y engaño de mujer.
En personas ya adultas, en especial solteras o en uniones no muy estables o felices, el soñar con adolescentes principalmente si se encuentran actitudes sexuales en estos sueños, es frecuentemente una indicación de que se ha sido demasiado exigente e inflexible respecto a su pareja ideal buscando un perfeccionismo imposible y absurdo. Es una invitación del subconsciente a ser más realista, tolerante hacia los demás y a poner los pies sobre la tierra si se desea verdaderamente encontrar una compañía o cimentar una relación existente duradera.

ADOPCIÓN:
Soñarse adoptando a alguien  insinúa que el soñante busca simpatizar en cierto nivel de la sociedad, con el fin de encumbrarse y tal vez hacerse rico, claro está a costa de personas ingenuas y crédulas o extranjeras.
Ciertamente, el adoptar a un niño representa un cambio de vida, y en consecuencia, puede tratarse de un cambio de casa o de ciudad, o tal vez de empleo o de negocios, para todo lo cual se han presentado diversos inconvenientes.
También podría indicar que no desea que algunos vecinos a quienes se estima se muden de casa, por el temor de que lleguen otros vecinos antipáticos o indeseables.
Soñar que sé es adoptado indica inseguridad en si mismo y necesidad de ayuda externa.

ADORNOS:
Soñar la casa adornada y decorada con flores o colores en las paredes o en los muebles, arreglada como para una fiesta, es una promesa de que alcanzará triunfos y ganancias en su trabajo y hasta cierto éxito en lo social.
Soñar que otras personas están adornando y decorando un sitio para honrar a alguien insinúa que se está molesto porque no ha sido valorado como esperaba.
Soñar muchos y exagerados adornos insinúa que el soñante espera o anhela recibir honores.
Soñarse destruyendo adornos u ornamentos insinúa que su conducta es extravagante e inconsistente, lo que le conducirá a tener pérdidas y fracasos.
Recibir adornos es presagio de buena fortuna en las empresas.
Dar adornos en sueños denota imprudencia y extravagancia lujuriosa.
Perderlos puede significar la pérdida de un amante o el advenimiento de una buena situación.
Regalar adornos de cristal es presagio de mala suerte y fracaso en los asuntos y compromisos.
Una mujer joven soltera que en sueños reciba como regalo adornos, oro e incluso dinero es pronóstico de matrimonio con un hombre rico pero que no le brindará la felicidad esperada.
Ver en adornos hechos de cuero es símbolo de fidelidad en el amor y el hogar.
Soñar adornos de oro es señal de que frecuentemente alardeamos demasiado de nuestras riquezas o nuestros logros.
Los adornos hechos de plata simbolizan la importancia de los pequeños detalles. Este sueño indica que a pesar de los éxitos que obtenemos sabemos mantenernos serenos y humildes.
Soñar con adornos hechos de seda es señal de que somos personas influenciables, nos sorprendemos con facilidad y nuestros rivales se aprovechan de ello.
Los adornos que en sueños veamos en una torta o un pastel insinúan la tendencia a exagerar para lograr impresionar a las personas que nos rodean, en ocasiones nos esmeramos mucho para agradar a amigos o familiares, y al final sentimos que nuestros esfuerzos no son valorados.

ADUANA:
Soñarse en una aduana frente a los empleados que revisan documentos o paquetes indica que los competidores están atentos a lo que está haciendo el soñante a fin de sacar ventaja de él.
Soñarse agasajado por el personal de una aduana insinúa que próximamente se recibirán retribuciones por sus actos.
Soñarse saliendo de una aduana insinúa que se están viviendo o que pronto se vivirán fracasos y pérdidas no necesariamente en el aspecto económico.

ADULTERIO:
Soñar en adulterio a otra u otras personas insinúa que cerca del soñante hay personas hipócritas que pronto le causarán dificultades a él o a su familia, aunque no haya motivos justificables para ello.
Soñarse cometiendo adulterio implica riesgo serio de sufrir un castigo legal debido a la comisión de actos ilícitos.
También puede ser que el soñante tenga una sexualidad reprimida o insatisfecha por razones ajenas a su voluntad.
Cuando una mujer se sueña cometiendo adulterio insinúa que, a su mal carácter e intransigencia, siente que no será capaz de conservar el amor del marido o amante, lo cual la hace pensar en tornar venganza.
Cuando una mujer se sueña cometiendo adulterio con algún amigo de su esposo indica, entre otras interpretaciones, que consciente o subconscientemente desea vengarse de las desatenciones e indiferencias del esposo, lo cual, obviamente, puede conducir a situaciones delicadas en el matrimonio, por lo tanto ese sueño es en realidad un aviso para que pueda resolver a tiempo los malos entendidos.
Soñar que el esposo o la esposa es infiel suele presagiar dificultades en el hogar, el trabajo o los negocios; este sueño suele ser un llamado a evitar a tiempo dichos problemas.

ADVERSARIO:
Soñar que se encuentra o que se lucha con un adversario es muchas veces presagio de que se deberán extremar precauciones para proteger los bienes y que muy probablemente deberemos defender nuestros intereses muy próximamente.
Soñar con adversarios puede ser también un presagio de enfermedad.
Si en el sueño se triunfa sobre el adversario es señal de que se escapará a los efectos de un grave desastre.
Soñar que hacemos tratos de cualquier tipo con alguno de nuestros adversarios de la vida real generalmente suele ser presagio de dificultades de diversa índole. Posibles problemas de salud. En caso de rechazar a nuestros adversarios indica que a pesar de tener que afrontar situaciones difíciles, los problemas no tendrán graves repercusiones en nuestra vida.
Ver en sueños que nuestros rivales están murmurando o difamando de nosotros anuncia discusiones y pleitos que podrían poner en riesgo nuestra estabilidad emocional.

AEROPUERTO:
El aeropuerto suele representar un punto de partida hacia una transición en la vida.
Soñar que se ve un aeropuerto con aviones aparcados es indicio de una nueva idea o emprendimiento listo para despegar. No obstante, si los aviones no pueden despegar, la idea o asunto tendrá que esperar.
Soñar que se está en un lugar elevado como la cima de una colina o un edificio y observar desde allí un aeropuerto con algún avión elevándose, suele ser señal del deseo de un cambio de vida, de residencia o de empleo, profesional o de negocios, y augura que finalmente algo de eso podrá ser alcanzado, muy posiblemente debido a la mediación de personas extranjeras.
Soñar aeronaves aparcadas en un aeropuerto mientras estas están siendo cargadas es pronóstico de ganancias personales, prosperidad, cambio de vida, etc.
Soñar que se ve una tripulación de un avión lista parta dejar el aeropuerto presagia que alguna circunstancia imprevista causará que se deba abandonar un viaje o una empresa de la cual se habrían podido obtener buenos resultados.
Un avión aterrizando en un aeropuerto es símbolo de inspiración, nuevas ideas o energías que se reincorporan a la vida o al cuerpo.
Soñar que se llega tarde a un aeropuerto, estación, muelle o terminal, indica que se tiene la conciencia de que no se están atendiendo debidamente los propios asuntos pero no se está haciendo nada al respecto, lo cual acarreará dificultades.
Soñarse muriendo en un avión aparcado en el aeropuerto suele presagiar perjuicios debido a intrigas y calumnias; pero si el avión despega, es una buena señal y predice que todos los inconvenientes se solventarán y el futuro será menos incierto.

AFEITARSE:
Soñar que uno mismo se afeita o que le afeitan es señal de pérdida de bienes, de honores o de salud.
Encontrarse, durante el sueño, contemplando una afeitada, indica que se planeará el desarrollo estratégico de algunas empresas, no obstante, estas empresas fracasarán por no ser capaces de generar la suficiente energía que las pueda llevar a término con éxito.
Soñar que se es afeitado es una posible advertencia acerca de impostores que le defraudarán.
Afeitarse a sí mismo en sueños pronostica que se tendrá dominio y control sobre los bienes, negocios y asuntos del hogar a pesar de que la presencia de rencores pueda causarle dificultades.
Si en el sueño la cara del propio soñante luce suave y apurada significa serenidad, a pesar de que sus compañeros puedan criticar sus actuaciones. Si la cara luce vieja y rugosa es anuncio de buenas rachas.
Si la navaja usada para afeitar está sin filo y tira de la piel al pasar indica que se les darán causas válidas a los amigos para ser criticado en asuntos privados.
Si el soñante aparece con una barba gris predice que se actuará muy injustamente en contra de alguien que hará un justo reclamo.
Si una mujer ve hombres afeitándose es presagio de que su propia naturaleza será pervertida por indulgencia en placeres ordinarios.
Si una mujer sueña que es afeitada advierte hacia la toma de actitudes muy masculinas por las que podría ser rechazada.
Un hombre que sueñe que se hace afeitar el bigote indica que intentará alejarse de las malas compañías y placeres y buscará mejorar su situación social.

AFILADOR:
Este sueño es una amonestación sobre su conducta, es posible que se esté complaciendo sembrando la discordia y la desunión. Es necesario que modifique su actuar o usted será el único responsable de los posibles desenlaces.
Si, durante el sueño, se ve a otras personas afilando cuchillos u otros objetos cortantes, es usualmente presagio de la perdida de un buen amigo.

AGITACIÓN:
Sentirse agitado e inquieto mientras se duerme puede revelar malestares y posibles dolencias. Es ciertamente un llamado de atención hacia el cuidado de la propia salud. Es muy posible que exista algún comportamiento en nuestra vida que afecte nuestra salud física, lo que suele decir este sueño es que deberíamos detenernos y examinar el rumbo tomado por nuestro propio bienestar.
Si durante el sueño el soñante se ve a sí mismo agitado a causa de algún temor, o se está siendo víctima de una persecución, es habitualmente presagio de próximas dificultades en el campo profesional.

AGONÍA:
Cualquier sueño de agonía o muerte es muy penoso y molesto para el o la soñante, pues hace que la imaginación se agite; no obstante, en la realidad sólo excepcionalmente anuncia muerte, pues por lo general se refiere a pérdidas materiales importantes dependiendo de lo que el soñante esté manejando, pero siempre con una solución probable.
Soñarse en agonía, indica que se está viviendo con incertidumbres y temores más o menos imaginarios, pero que casi siempre resultan injustificados.
Soñar que se agoniza suele ser presagio de un cambio radical en la vida del propio soñante, por ejemplo, si un soñante enfermo sueña que agoniza, posiblemente su recuperación esté cercana, por el contrario, si el soñante se encuentra sano y sueña que agoniza, puede indicar el inicio de algún padecimiento.
Ver a otra persona conocida agonizando en sueños habitualmente significa que la actitud de esta persona dará un vuelco.
Verse a uno mismo en agonía puede ser también presagio de enfermedades, penas o pérdidas.
Ver a un desconocido que agoniza significa beneficios imprevistos.
Soñar a una mujer en agonía insinúa que se está escapando de las manos del soñante alguna herencia o un buen negocio o importante oportunidad de mejorar el empleo.

Significados desde Abandono hasta Acurrucarse aquí

2 Comments

  1. Lilo Ibares Serrano

    Lilo Ibares Serrano

    15/01/2017 at 15:07

    Ana Lilia Serrano

  2. Crespo Shei

    Crespo Shei

    11/12/2016 at 13:32

    Gracias!!!